ambulance bed bolt briefcase calendar chain chevron-left chevron-right clock-o commenting-o commenting comments diamond envelope-o envelope facebook feed flask globe group heart-o heart heartbeat hospital-o instagram leaf map-marker medkit phone quote-left quote-right skype star-o star tint trophy twitter user-md user youtube
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

Solicitar información

Peritos judiciales como Peritos arquitectos

La función de los peritos arquitectos (como la de cualquier perito en realidad) es clara: ante las cuestiones que plantee una parte determinada dar una opinión técnica objetiva al respecto. Esto es muy útil en muchos aspectos, pero es extremadamente útil donde entrar conflictos que terminan en los tribunales y donde se requiere de datos técnicos objetivos para que el juez pueda decidir.

Dicho de otro modo, un perito arquitecto (y ningún perito de ningún otro tipo) resolverá por un juez, no es quien para juzgar obviamente y evidentemente, pero sí que el perito debe de servir al juez para ayudar a este a conocer y resolver sobre cuestiones técnicas y detalles concretos que no tiene que conocer pues escapan al alcance de su profesión y de su conocimiento.

Ello es así en todos los casos de peritaje, ello es así en todo tipo de peritos y de peritajes y peritaciones y lógicamente en el ámbito de las peritaciones arquitectónicas no es una excepción. Pero más allá de todo lo anterior, más allá de todas las consideraciones generales que puedan realizarse sobre los peritos en general, resulta interesante detener a analizar las funciones más concretas de los peritos arquitectos.

Un perito arquitecto es aquel que sirve como pieza determinante para aportar una opinión técnica al respecto de su especialidad: la arquitectura. Obvia y evidentemente hablar de la arquitectura es hablar de un terreno muy amplio y con distintas ramificaciones y en consecuencia las funciones de un perito arquitecto no pueden delimitar a una función práctica concreta, y no pueden circunscribirse a una función práctica concreta pues, en realidad, pueden tratar realidades muy variadas y diversas resultando, eso sí, englobadas todas ellas dentro del ámbito de la arquitectura.

Dar su opinión, informe y dictamen sobre defectos estructurales de un determinado edificio u otras funciones análogas entran dentro de este ámbito de las peritaciones arquitectónicas que se está hablando y que entran dentro del ámbito de las competencias de un perito arquitecto.

El ordenamiento jurídico español regula un conjunto de pruebas en cada orden jurisdiccional que tienen como objetivo ayudar a las partes a defender sus derechos. Una de las pruebas que es común ver en todos los órdenes jurisdiccionales es la prueba pericial.

A través de la prueba pericial un técnico en una determinada materia elabora un informe objetivo en el que analiza el estado de una determinada cosa o persona a fin de aportar información al juez o magistrado que está conociendo del caso para que pueda resolver con mayor facilidad sobre aquellos aspectos que escapan a su conocimiento.

Existen una amplia variedad de peritos, entre los que podemos destacar al perito arquitecto. Este profesional interviene cuando los hechos sometidos a apreciación están relacionados con edificaciones o con el suelo, aportando sus especiales conocimientos sobre esta materia.

Se suele hablar también de arquitectos forenses, que son aquellos que elaboran dictámenes periciales por encargo de la Administración de Justicia, de forma que todos los arquitectos forenses son en realidad peritos arquitectos, pero no ocurre lo mismo al contrario, ya que el arquitecto puede no elaborar su informe para la Administración de Justicia sino para un particular, en cuyo caso estará actuando como perito pero no como arquitecto forense.

La intervención de los arquitectos como peritos en los procesos judiciales es algo habitual en el ordenamiento jurídico español desde hace más de un siglo. El Real Decreto del 24 de julio de 1864 ya reconocía la competencia de los arquitectos para llevar a cabo reconocimientos periciales dentro de su ámbito especial de conocimientos.

La regulación actual de la definición de los servicios profesionales de los arquitectos está recogida en el Real Decreto 2512/1977, de 17 de junio. Esta normativa define la peritación como el dictamen pericial que de forma oral o escrita y, con arreglo a lo dispuesto en la Ley, se emite en un juicio o sumario como medio de prueba, después de haberse examinado los hechos relacionados con la edificación y/o el suelo que se somete a la apreciación del profesional, ejercitando los conocimientos y la práctica profesionales necesarios para discernir sobre ellos.

La jurisprudencia del Tribunal Supremo sobre los informes periciales referidos a edificaciones especifica que la competencia corresponde a los arquitectos en todo caso y a los arquitectos técnicos (aparejadores) en aquellos casos que no conlleven la ejecución de obras que afecten a la estructura del edificio.

El perito arquitecto puede ser propuesto por las partes o designado judicialmente. Quien solicita el dictamen debe concretar su contenido y alcance y facilitar la documentación que pueda ser necesaria para que el perito desarrolle su labor profesional.

El informe pericial debe contener como mínimo los siguientes aspectos: una lista de antecedentes del edifico o suelo examinado, los daños o defectos que se han encontrado, la causa o causas posibles de esos daños o defectos detectados, la propuesta de reparación y un presupuesto estimativo de la reparación propuesta.

Una vez presentado el informe, la autoridad judicial puede solicitar la presencia del perito en el acto del juicio para que ratifique el informe y resuelva las dudas que puedan existir.

Perito arquitecto: criterios de su informe

La intervención de un perito arquitecto en un proceso judicial puede tener múltiples finalidades, entre las que pueden estar determinar la tasación de un inmueble o aclarar si existen o no vicios ocultos de la construcción a fin de determinar la posible responsabilidad de los intervinientes en la construcción de un edificio.

El informe pericial elaborado por un perito arquitecto debe cumplir siempre una serie de requisitos para considerar que se trata de un informe válido y que puede ser aportado como prueba documental en un proceso judicial.

El primer criterio importante es el de la competencia, entendido como que el perito debe tener los conocimientos necesarios para poder actuar como tal, actuando a la vez con todo el rigor y prudencia propios de su profesión, acomodando su actuación a los principios deontológicos de este trabajo.

Esto implica también que el perito arquitecto debe utilizar el método científico para analizar los daños o desperfectos sufridos y determinar las causas que los han producido.

El siguiente criterio es el de independencia. Hay que tener en cuenta que todo perito (sea o no arquitecto) debe ser siempre independiente de las partes. Su misión es actuar como un tercero sin ningún interés en el proceso, que se limita a hacer la tarea para la que ha sido contratado, sin entrar a valorar la postura de cada uno de los agentes implicados en el litigio.

Otro criterio de imprescindible cumplimiento en la pericia de arquitectura es el de concreción. El informe va a ser leído por personas que no tienen los conocimientos técnicos que tiene el arquitecto, por lo que el dictamen debe elaborarse de forma concisa, razonada y concreta, para que resulte fácil seguir sus razonamientos incluso a aquellas personas que no tienen ningún conocimiento del mundo de la arquitectura.

En algunos casos los informes además de establecer conclusiones incluyen propuestas de resolución técnica del problema detectado. Respecto a este tema conviene matizar que dicha propuesta de resolución debe ceñirse a la solución que siendo más adecuada resulte a la vez más económica. En caso de que se incluya un presupuesto para para llevar a cabo esa reparación, el mismo debe ser elaborado de conformidad con los precios vigentes en el sector en el momento de emitirse el informe.

Al margen de estos criterios, al perito arquitecto se le exige siempre una actitud lo más profesional y diligente posible. De forma que además de hacer los análisis pertinentes, también deberá intentar establecer contacto con los intervinientes en la obra a fin de poder obtener mayor información.

El informe del perito arquitecto debe estar basado siempre en hechos concretos y conocidos, por lo que no es aceptable que esté basado en hipótesis. Se debe buscar siempre una fuente fiable de información.

Si la pericial de arquitecto cumple con todos los criterios y requisitos señalados, será admitido como prueba en el proceso y valorado conforme a las reglas de la sana crítica, ayudando a la autoridad judicial a tomar una decisión más fundada sobre el litigio del que está conociendo.

Perito arquitecto

La presencia de un arquitecto como perito judicial no es infrecuente en los procesos de los que deben conocer las autoridades judiciales. Son muchos los litigios en los que es necesaria la intervención de un técnico con conocimientos en arquitectura que aporte sus especiales conocimientos al juez o Tribunal a fin de ayudarle a tomar su decisión.

Perito arquitecto definición

Con carácter general se entiende que es perito aquella persona que tiene unos especiales conocimientos sobre una determinada materia, ciencia o arte. En el caso concreto del perito arquitecto o del perito arquitecto técnico, se trata de un profesional que ha terminado sus estudios en arquitectura o arquitectura técnica y que está debidamente colegiado.

Este profesional puede intervenir y emitir dictamen pericial en aquellos procesos en los que deba ser objeto de estudio alguna de las materias en las que el arquitecto es experto.

El perito de arquitectura no requiere tener ninguna formación específica como perito, aunque es frecuente que los Colegios de arquitectos exijan a aquellos de sus miembros que quieran realizar labores de peritaje, que hayan realizado algún curso específico sobre la materia.

Pericial de arquitecto

La intervención del arquitecto perito forense, designado por la autoridad judicial, y la del perito arquitecto de parte no son diferentes.

El profesional debe encargarse de examinar el objeto de estudio y hacer los análisis que estime convenientes a fin de llegar a unas conclusiones en base a los mismos. Toda la actividad del perito quedará reflejada en un informe o dictamen pericial, que será el documento que se aporte al proceso a modo de prueba pericial.

Pericia de arquitectura

La legislación española no delimita de forma concreta el ámbito de actuación de los peritos y tampoco lo hace con los peritos arquitectos. Lo único que exige la legislación es que quien desarrolle la función de perito debe tener un título oficial (si es que existe) en la ciencia o arte de que se trate.

Esto implica que los arquitectos pueden intervenir como peritos en todos aquellos procesos que guarden relación con las materias que forman parte de su plan de estudios.

Existen materias que pueden ser objeto de estudio en diversas carreras universitarias. Sobre esta cuestión no hay norma procesal que aclare cuál debe ser el criterio para elegir perito en caso de que una misma materia sea objeto de estudio en diferentes carreras. Lo que implica que en principio cualquier titulado que la haya estudiado durante sus años universitarios podría actuar como perito.

No obstante, lo habitual es dar preferencia a la carrera que tenga una mayor especialización en la materia u objeto que debe someterse a pericia.

Informe perito arquitecto

Como se ha señalado anteriormente, toda la actividad llevada a cabo por el perito arquitecto debe quedar reflejada en un informe pericial escrito.

Este informe deberá elaborarse usando un lenguaje que resulte sencillo de entender a personas que no sean expertas en arquitectura y acompañarse de los documentos que sean necesarios para su adecuada comprensión.

Al igual que cualquier otra prueba pericial, el juez o tribunal valorará el dictamen pericial del arquitecto conforme a las reglas de la sana crítica.

Necesita contratar un perito judicial

Peritos de seguros

peritos-judiciales/peritos-de-seguros.html

Los peritos de seguros son aquellos encargados de verificar que cuando ocurre un siniestro este sea cierto, valorarlo, tasarlo, detallarlo y cuantificarlo ..

Cuanto cobra un perito judicial

peritos-judiciales/perito-judicial-quien-es-a-que-se-dedica-y-para-que-sirve.html

Perito judicial, Un perito es un profesional comúnmente conocido como una persona experta en una materia, que puede dar fe de unos hechos acontecidos o .....

Rating 4.3/5(47 valoraciones, para valorar debe estar registrado)
Peritos judiciales

CONTACTANOS

Email: info@peritos.online

NOSOTROS LE LLAMAMOS

DONDE ESTAMOS

Perito Judicial
c/ Velazquez 27, 1º- izda Madrid, Madrid 28001
Perito judicial en toda España. Madrid ,Barcelona, Valencia, Zaragoza ,Sevilla , Almeria, Las Palmas, Cádiz, etc… Teléfono: (+34) 91.128.99.85