ambulance bed bolt briefcase calendar chain chevron-left chevron-right clock-o commenting-o commenting comments diamond envelope-o envelope facebook feed flask globe group heart-o heart heartbeat hospital-o instagram leaf map-marker medkit phone quote-left quote-right skype star-o star tint trophy twitter user-md user youtube
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

Solicitar información

La recusación del perito

La legislación establece que el perito debe ser un tercero imparcial, por tanto se regula un proceso para poder cambiar el perito designado en caso de que concurra alguna circunstancia que haga pensar que el perito no va a ser todo lo objetivo que debería. Se trata del procedimiento de recusación del perito.

La recusación de peritos en la LEC (Ley de Enjuiciamiento Civil) según el artículo 124.1 se entiende referida únicamente a la recusación de peritos designados judicialmente. Sin embargo, el artículo 343 de la misma norma extiende la posibilidad de recusación a todos los peritos, ya sean de designación judicial, nombrados por acuerdo de las partes, por consentimiento de los litigantes cuando por la singularidad de la materia sólo se disponga del nombre de una persona entendida, por el procedimiento previsto en la Ley de Asistencia Jurídica Gratuita si el litigante carece de recursos para litigar o los designados por el juez de oficio en los supuestos previstos en el artículo 339.5 de la LEC.

¿Qué es la recusación de perito? Es el proceso a través del cual alguna de las partes en el proceso puede reclamar un cambio en el perito designado por estimar que el mismo no cumple los requisitos necesarios para actuar con objetividad.

Los motivos de recusación del perito están enumerados taxativamente en la ley. No podrán actuar como peritos quienes hayan dado sobre el mismo asunto un dictamen contrario a la parte recusante, ya sea dentro o fuera del proceso judicial; quienes hayan prestado servicios como peritos al litigante contrario o sean dependientes o socios del mismo; quienes tengan participación en sociedad, establecimiento o empresa que sea parte del proceso.

Cualquier perito designado que incurra en cualquiera de estos motivos debería abstenerse de intervenir en él. En caso de que no lo haga, es cuando la parte interesada puede presentar la recusación.

La recusación del perito tercero en discordia se propone a través de escrito firmado por Abogado y Procurador. El documento debe indicar la causa de la recusación y los medios para probar la existencia de la causa alegada.

Si la causa de recusación es anterior a la designación del perito la recusación se debe presentar en los dos días siguientes a la notificación del nombramiento. Si la causa de recusación surgió después del nombramiento de perito pero antes de presentar el informe, el escrito de recusación podrá presentarse antes del día del juicio. Una vez pasado el juicio o la vista no se podrá presentar la recusación.

Del escrito de recusación se da traslado al perito recusado y al resto de partes. El perito deberá manifestar ante el Secretario Judicial si existe o no la causa de recusación alegada. Si el perito no admite la causa de recusación, será citado junto con las partes a una vista en la que se dirimirá la cuestión a la vista de las pruebas aportadas por cada uno de los interesados.

Si se estima la recusación el perito será sustituido por el suplente. Contra la resolución que resuelve la recusación no cabe recurso alguno.

Dentro de un proceso judicial existe todo un factor procedimental que no debe ignorarse en ningún momento, pues es de todo este factor procedimental que se acaba desplegando todo el desarrollo del proceso en sí mismo. Una de las partes del proceso pasa (de existir peritos) por poder realizar la recusación de un perito, veamos en este artículo de que se está hablando cuando se habla de recusación perito judicial.

Diferencia entre tacha y recusación

Cuando se habla de la recusación (en un caso que verse de asuntos sobre cuarto grado de parentesco o sobre lo que fuere) de un perito y se presenta un incidente recusación por alguna de las causas recusación previstas en la ley en realidad, en la práctica puede decirse que se está hablando de lo mismo que de realizar una tacha del perito en cuestión, si bien -tal y como se verá más adelante- existen algunas consideraciones diferenciadoras a señalar.

Realizar la tacha de un perito o la recusación de peritos es solicitar al juez o tribunal que esté tratando de un caso que aparte de la causa a un determinado perito que está participando en la misma por alguno de los supuestos así previstos legalmente.

Recusación de peritos ley orgánica del poder judicial

La recusación de un perito, tal y como se decía, se encuentra muy bien regulada legalmente y tiene un encuadre perfecto. Así, la recusación de peritos viene determinada por lo que legislativamente se ha establecido y no se puede alegar recusación de un determinado perito de no encontrarse el supuesto encuadrado dentro de una causa legalmente reconocida.

Dicho de otro modo lo anterior, no puede existir recusación de un perito simplemente por petición de las partes, pues son las partes las que deben sustentar su objeción a la participación de ese perito, son las partes las que deben sujetarse a alguno de los preceptos legalmente establecidos para solicitar la recusación.

Tacha de peritos

Así, la recusación de un perito o lo que es -en esencia- lo mismo, la tacha de un perito no puede pasar tan sólo porque ese perito no guste a alguna de las partes, no puede sustentarse en un argumento que no se encuentre dentro de los supuestos de la ley.

Tal y como se expresaba, la tacha y la recusación de un perito son en esencia elementos muy parecidos, son elementos sinónimos e incluso en muchas ocasiones se utilizan de forma parecida, pero técnicamente en el caso que aquí nos ocupa existe una diferencia digna de mencionar.

Según expresa el artículo 124 LEC en su apartado primero “sólo los peritos designados por el tribunal mediante sorteo podrán ser recusados, en los términos previstos en este capítulo. Esta disposición es aplicable tanto a los peritos titulares como a los suplentes”, y tal como expresa el mismo artículo LEC en su apartado segundo “los peritos autores de dictámenes presentados por las partes sólo podrán ser objeto de tacha por las causas y en la forma prevista en los artículos 343 y 344 de esta Ley, pero no recusados por las partes”

Tacha de peritos jurisprudencia

Así, y más allá de la jurisprudencia existente en la materia se puede ver en los párrafos anteriores algunas de las diferencias, o mejor dicho, la diferencia, entre recusar y tachar a un perito. El efecto es el mismo, pues tanto se le recuse como se le tache, si tal recusación de un perito o tacha resulta admitida el mismo resultará apartado del caso, pero el paso previo no es el mismo.

El paso previo no es el mismo pues, tal y como ya se ha visto, el artículo 124 LEC deja bien claro que sólo los peritos que resulten designados por un tribunal mediante sorteo podrán ser recusados, mientras que son los peritos designados por las partes son aquellos a los que se les podrá realizar tacha según lo establecido en los supuestos marcados por la misma LEC en sus artículos 343 y 344 y siempre en la forma que estos artículos marcan.

Motivos recusación perito judicial

Los peritos judiciales podrán ser motivos de recusación en aquellos casos en los que figure establecido en la LOPJ (Ley Orgánica del Poder Judicial) y en los supuestos regulados por los apartados primero, segundo y tercero del apartado tercero del artículo 124 LEC. Dichos tres apartados expresan respectivamente lo siguiente en relación a los supuestos de recusación:

1- Haber dado anteriormente sobre el mismo asunto dictamen contrario a la parte recusante, ya sea dentro o fuera del proceso

2- Haber prestado servicios como tal perito al litigante contrario o ser dependiente o socio del mismo

3- Tener participación en sociedad, establecimiento o empresa que sea parte del proceso

Tacha de peritos LEC

Tal y como se mencionaba, la tacha (que como se ha visto viene a ser una recusación de un perito, de peritos designados por las partes y no por el juez o tribunal) se encuentra regulada en el artículo 343 de la LEC, el mismo establece que los supuestos de tacha son los siguientes:

1.º Ser cónyuge o pariente por consanguinidad o afinidad, dentro del cuarto grado civil de una de las partes o de sus abogados o procuradores.

2.º Tener interés directo o indirecto en el asunto o en otro semejante.

3.º Estar o haber estado en situación de dependencia o de comunidad o contraposición de intereses con alguna de las partes o con sus abogados o procuradores.

4.º Amistad íntima o enemistad con cualquiera de las partes o sus procuradores o abogados.

5.º Cualquier otra circunstancia, debidamente acreditada, que les haga desmerecer en el concepto profesional.

Modelo recusación perito judicial

Tal y como establece la misma LEC, las tachas no se podrán formular con posterioridad al juicio o a la vista y en juicios ordinarios las tachas de los peritos que realicen dictamen que se aporte a la demanda se realizarán en la audiencia previa al juicio.

Sea como fuere, cuando se formule la tacha de los peritos se podrá proponer la prueba que permita llegar a una conclusión sobre la tacha (que no recusación de un perito). Dicha prueba no podrá incluir la prueba testifical.

La recusación del perito

Dentro del Derecho Procesal una de las pruebas más importantes establecidas en la ley es la pericial. En el procedimiento civil se regulan dos tipos de pruebas en las que intervienen terceros que son ajenos al proceso, una de ellas es la prueba de testigos y otra el peritaje.

En ambos casos debe seguirse un código de procedimiento establecido en la ley orgánica. Las condiciones expresamente establecidas deben respetarse en todo caso y de no ser así se dará lugar a un caso de recusación, un acto procesal que tiene como objetivo apartar del pleito o causa a aquella persona que no garantiza unas condiciones de objetividad.

El perito puede ser designado por las partes o por el juez magistrado, pero en ambos casos está sujeto a las causas de abstención y recusación que establece la normativa procesal civil.

No pueden ser peritos:

Quien haya emitido un dictamen contrario al recusante dentro o fuera del proceso. Las personas que han prestado servicios como perito al litigante contrario o que sean socios o dependan del mismo. Tampoco quienes tengan alguna participación en una sociedad, una empresa o un establecimiento que sea parte en el proceso.

En base al principio de legalidad el perito debe ser una persona objetiva y por tanto que no haya prejuzgado conocer nada relacionado con el proceso. Pero en ocasiones la imparcialidad está afectada por fenómenos como ser cónyuge o tener parentesco por consanguinidad en primer, segundo grado, tercer y hasta cuarto grado, con alguna de las partes o con quien haya sido defensor o procurador de las mismas o bien ser amigo o enemigo de alguno de los litigantes.

Se trata en general de garantizar que el perito no haya recibido por alguna de las partes en el proceso una influencia que pueda afectar a su capacidad para actuar con objetividad.

La lista de todas las causas de abstención y recusación se puede ver con más detalle en la Ley de Enjuiciamiento Civil, pero básicamente todas giran en torno a circunstancias que hacen que el perito no sea objetivo.

Estos requisitos se establecen para el proceso civil, pero también son aplicables para el procedimiento penal.

En cualquier caso, se trata de ofrecer a quien ha sido querellante o querellado un proceso con todas las garantías y por eso la recusación es una facultad tan importante. El juez y el Ministerio Fiscal, así como todos los funcionarios de la Administración Pública de Justicia deben velar para que las garantías procesales, sobre las que se puede encontrar más información en esta página, se respeten.

¿Qué pasa si concurren causas de abstención?

Si el perito es consciente de que en su persona o sus circunstancias se dan algunas de las causas de abstención que establece la ley o un hecho asimilable, deberá comunicar al juez del proceso su incapacidad para tomar parte en la prueba pericial. Dicha abstención se puede dar de forma oral o mediante un informe explicativo que indique las causas y circunstancias que le impiden participar.

En este caso el juez o las partes procederán a llamar a un nuevo perito que cumpla los requisitos para intervenir en la tramitación del procedimiento.

Garantía de objetividad

La objetividad de todos los intervinientes en el proceso que son ajenos al mismo es esencial. Por eso, en caso de que el afectado por la causa de abstención no se abstenga los interesados podrán promover la recusación.

Aunque vamos a centrarnos en la recusación del perito, es importante tener en cuenta que también se puede llevar a cabo la recusación del juez e incluso del miembro del Ministerio Fiscal designado para intervenir en el proceso y en general de cualquier funcionario de la Administración Pública de Justicia que esté teniendo conocimiento del asunto y tenga relación de consanguinidad, afinidad y parentesco con cualquiera de las partes o incurra en cualquier otra circunstancia asimilable y por la que la recusación se pueda dar.

Lo que se busca en definitiva es que no exista duda alguna sobre que el juez haya podido perder su condición de imparcialidad y haya prejuzgado los acontecimientos en base a su situación personal. Lo mismo con el resto de sujetos que son susceptibles de recusación.

El proceso debe haber sido igualitario para ambas partes y por eso el juez recusado o el perito recusado deben abstenerse de intervenir más. En estos casos la competencia del juez pasará a otro y en caso del perito se designará a otro profesional.

El procedimiento de recusación

Si existe causa de abstención y el perito no ha hecho nada para ser retirado del proceso, se puede plantear ante el juez magistrado que esté conociendo del proceso el incidente de recusación, no ante un juez superior. El tribunal se centrará entonces en aclarar si el perito puede o no actuar como tal.

El recusante deberá plantear la recusación en el acto de la audiencia previa si se trata de un procedimiento ordinario o en el acto de la vista si se trata de un juicio verbal, tal y como lo establece nuestro Derecho Procesal. Este proceso no se puede llevar a cabo en cualquier momento de la tramitación.

Después de haber sido planteada la recusación se deberá prestar un informe explicativo u otra prueba que acredite la falta de objetividad del perito. Se necesitan referencias que demuestren que se ha incumplido el deber de abstención y que el sujeto no debería haber ocupado el cargo de perito ni conocer del caso. Como en todo proceso legal, las acusaciones hechas en una dirección deben ser probadas

Tanto si se trata de un juez recusado como de un perito recusado, siempre se da la oportunidad al afectado de poderse defender. Para la resolución de estos temas se deja la competencia al Secretario Judicial, que será el que escuche las alegaciones del perito. Después, el mismo juez resolverá si concurra causas para acordar la recusación o si por el contrario el perito puede seguir actuando como tal en el proceso. Como en toda resolución, el juez se ve obligado a justificar las causas que le han llevado a tomar su decisión.

Contra la resolución que resuelve sobre la recusación no cabe recurso, pero las partes pueden plantear la cuestión ante el juez superior si deciden recurrir.

Para más información sobre este tema ver también

Necesita contratar un perito judicial

Abogado de oficio

abogado-oficio

Obtener un un abogado de oficio debe disponer de algunos datos Certificado de liquidación del IRPF e Impuesto sobre el Patrimonio (de toda la unidad familiar) ....

Informe pericial lec

peritos-judiciales/el-informe-pericial-como-medio-de-prueba-en-la-lec.html

El informe pericial como medio de prueba en la LEC. Regulación del informe pericial en la Ley de Enjuiciamiento Civil…

Grafoscopía

peritos-judiciales/grafoscopia-los-gestos-tipo.html

Grafoscopía: los gestos tipo. Qué es la Grafoscopía y que gestos estudia. Son gestos de tipo social aquellos asociados al aprendizaje ...…

Gabinete Pericial

peritos-judiciales/gabinete-pericial.html

Gabinete Pericial. Cuando se requiere de un informe pericial lo más importante es contratar a profesionales de solvencia contrastada, para ello la mejor ....

Informe pericial

peritos-judiciales/informes-periciales.html

Los informes periciales pueden llegar a ser la prueba concluyente en cualquier proceso judicial que se siga. En muchas ocasiones cuando existen dudas al ....

Informes médicos de un perito médico

peritos-judiciales/informes-medicos-de-un-perito-medico.html

Disponer de informes médicos que demuestren lesiones, enfermedades o trastornos de cualquier tipo puede resultar determinante llegado el momento de tener ...

Peritos

index.html

Peritos Judiciales, peritos médicos y negligencias médicas, etc.. Es por eso que se recurre a los peritos profesionales, dichos profesionales deben tener ...

Rating 4.3/5(5 valoraciones, para valorar debe estar registrado)
Peritos judiciales

CONTACTANOS

Email: info@peritos.online

NOSOTROS LE LLAMAMOS

DONDE ESTAMOS

Perito Judicial
c/ Velazquez 27, 1º- izda Madrid, Madrid 28001
Perito judicial en toda España. Madrid ,Barcelona, Valencia, Zaragoza ,Sevilla , Almeria, Las Palmas, Cádiz, etc… Teléfono: (+34) 91.128.99.85